21 nov 2021

Catalizadores de deseo

 ... las cosas no son simples objetos neutros que contemplamos; cada una de ellas simboliza para nosotros cierta conducta, nos la evoca, provoca por nuestra parte reacciones favorables o desfavorables, y por eso los gustos de una persona, su carácter, la actitud que adoptó respecto al mundo y del ser exterior, se leen en los objetos que escogió para rodearse, en los colores que prefiere, en los paseos que hace.

... 

Nuestra relación con las cosas no es una relación distante, cada una de ellas habla a nuestro cuerpo y nuestra vida, están revestidas de características humanas (dóciles, suaves, hostiles, resistentes) e inversamente viven en nosotros como otros tantos emblemas de las conductas que queremos o detestamos. La persona está investida en las cosas y éstas están investidas en ella. 

El mundo de la percepción, de Maurice Merleau-Ponty 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Indefinidamente + relevante:

Amar es darnos significado en el breve tiempo que somos.