31 may 2021

 La luz como onda y partícula.

Las matemáticas como conocimiento a priori y a posteriori.

30 may 2021

No confío en las personas que no crean arte.

No confío en las personas que no crean ciencia.

13 may 2021

 El amor es geométrico.

6 may 2021

Sobre dejar de esperar motivación

Hace unos días tuve una "entrevista" de trabajo con un estudio de desarrollo web que admiro mucho, Dogstudio. Cuando vi su sitio web por primera vez, por allá en el 2019, me enamoré al instante: calidad, creatividad, arte. Desde esa entonces lo mantuve como un referente y, pues, también tenía antojo de trabajar con ellos.

En un principio me sentía intimidado ya que me parecía cosa de genios, y yo, en esa entonces inseguro (pero sobre todo ignorante), le sacaba a enviar mi C.V. para posibles oportunidades. Pasaron un par de años y éste, 2021,  vi un post donde buscaban desarrolladores Front-end y pues me atreví ahora sí. Una de las cosas que más temo en la vida es el rechazo inter-personal, pero esta vez creo que he llegado a un nivel de competencia decente para trabajar y sobresalir en cualquier proyecto. Por éso me sentí más seguro que de hacerlo ahora.

Grata fue mi sorpresa al recibir unos días después un email del líder de desarrollo interesado en conocerme. Para mí el mero hecho de recibir una réplica positiva me hizo sentir ya en las grandes ligas, o al menos ante las puertas de ésta. Me aliviané, <<¡tal vez por fin pueda trabajar (en modo godín) en algo que realmente me satisface!>> me dije, y pues agendamos una entrevista para estos días. Me preparé con brío; estudié días antes posibles preguntas (preocupándome específicamente por librerías como React) y ensayé mi presentación.

No estaba preocupado realmente ya que me siento confiado en mi trabajo profesional, además de que me emociona el hecho de por fin haber encontrado (y en cierto sentido invitado) a formar parte de un mundo más adecuado a mis aptitudes y deseos.

-Hi. Can you hear me?..

Y listo. Cerré Google Meets.



Al terminar la entrevista me quité de encima una ilusión que cobijaba mis anhelos. El estudio no buscaba gente de planta, sino por proyecto. Esperaba la primera. Sé que es normal en este tipo de giro (creativo, innovador), pero no me convenía nada, por ahora, aceptarlo ya que donde estoy es un tanto más estable y con mayores beneficios. Como la primera vez que tienes sexo, tras el acto te das cuenta que nada realmente ha cambiado. Sentí algo similar esta ocasión también al entender cómo funcionan realmente los lugares que tanto deseas conocer.

Me di cuenta que en este mundo a nadie le interesa si la voluntad por crear escurre de tu cuerpo como lava ardiendo. No. Lo que buscan es empleados. Empleados para ser, pues, empleados en lo que se necesita al momento. Por más que intenten negarlo, el compadrismo es un factor importante para decidir quién vale y quién no para el individuo. 

En este mundo hiperreal se ha instaurado la conversión de cada persona en una "marca" cuyo éxito para otros dependerá si es capaz de obtener la mayor cantidad de ingresos. La "influencia" es una herramienta; en este mundo una arma. Pero este tema lo hablaré a profundidad en otra entrada, tal vez en metaxis.digital.

La verdad, lo que más he buscado últimamente es aliento, en cierto sentido presión de exprimir mi talento. Las ideas fluyen en mi mente sin parar, pero pocas son las que se concretan tangiblemente. No es que sea flojo realmente, sino que... es cansado hacerlo solo, y más cuando la mayor parte del tiempo uno se ve forzado a "ser exprimido" en trabajos que realmente no satisface al alma. El arte, la creación, es lo que nuestra alma anhela realmente. La maldad contamina la esencia de las personas si la creación voluntaria está vetada de sus vidas. No me quejo, de hecho me alegro poder tener al menos esa oportunidad, pero sé que hay más en la vida...


Indefinidamente + relevante:

El tiempo es Significancia